De extrañezas y sorpresas

Humanos

Humano

Somos humanos

sabemos esto porque podemos mirar desde arriba casi cualquier cosa

podemos eclipsar una pecera

podemos mirarla y decir: tonto pez

tú no duermes, no tienes párpados

y porque no duermes, no puedes soñar.

Pero nosotros podemos soñar

somos humanos, sostenemos historias Tecnhicolor tras nuestros ojos, podemos aspirar

podemos recordar.

Estúpido pez no tiene memoria

―solo una pizarra que se limpia tras seis segundos―, pobrecillo

y sus orillas dibujan las mías

esa pequeña planta de plástico es una nueva

planta de plástico una y otra vez, y ese minúsculo castillo lo sorprende

siempre.

Estúpido pez, tu cara no muestra expresiones, nadando en el agua tú crees que es aire, alas y aletas y oh!

odiaría ser tú

atrapado en ese redondo redondo cuenco de cristal, si tan solo supieras lo que hacemos pececito

somos humanos

construimos puentes, escribimos libros, sostenemos grúas

yo puedo recordar quemarme la mano en una estufa hace 20 años

hemos hecho madrigueras bajo tierra y hemos dejado nuestro planeta, todo junto

somos tan avanzados, nuestra especie ha aprendido a crear personas

hemos construido un ojo binario para que los ciegos puedan ver

manejamos autos, tenemos pulgares

hemos tocado la luna

pequeño pececito, ¿sabes siquiera lo que eso es?

Viajamos tan veloz y tan lejos que conocemos casi todo y pronto

iremos quizá aún más lejos

quizá dejaremos este mundo

corriendo más allá de las estrellas

evitando hoyos negros como si fueran baches

afuera

afuera

derecho hasta los cielos

y pronto

quizá incluso conozcamos a Dios

quizá lo escuchemos decir algo, algo sobre nosotros, algo como

tontos humanos

atrapados en ese redondo redondo globo de nieve

gente estúpida

sus cerebros solo pueden recordar una vida al tiempo

sus mentes se limpian cada que renacen

y los árboles

los árboles son una sorpresa

cada vez.

Deja un comentario