Sin categoría

✍ Bitácora de lo(s) sentido(s)

Cierra la boca de una vez por todas
que las palabras no salgan de tu mudez forzada
que vayan por el cerrajero y la vecina que cura de amores
que te acuesten y te den un té y te pongan fomentos en la cara
que se preocupen y se aflijan de verte callada
que llamen al médico y que confiese que no sabe que nada te pasa
que el tratamiento no te mejore ni alivie a ninguno de los que te rodean
que pierdas peso y la palidez te haga ver frágil y desamparada
que por fin quieran oir lo que decías hasta el cansancio
que les duela tu profundo silencio
el no recordar qué dijiste
justo antes de lacrar tus labios

Deja un comentario