Sin categoría

✍ Bitácora de lo(s) sentido(s)



No pudo continuar su historia triste
Sus personajes en un acto espontáneo y  la vez desesperado
lo asfixiaron con una almohada de funda azul impecablemente límpia.
La tomaron prestada de un cuaderno que se hallaba junto a un revólver, 
un tubo de Salvavidas y una lista de cumpleaños en el fondo del cajón de su buró.
Los personajes sin nombre, el gato negro y la luna reflejada en la ventana 
salieron de la casa sin ser vistos ni recordados por nadie.
El humo del cigarro, el silencio sospechoso y la penumbra
se quedaron a esperar a la policía que la sirena anunciaba 
antes de que el autor escribiera 

Deja un comentario