Sin categoría

✍ Bitácora de lo(s) sentido(s)

Por su propio peso

Se me ocurre de pronto de tanto mirarlo
que esto no tiene sentido
como los monumentos, los homenajes ni tanta violencia.
Que no hay motivo alguno para cavar una tumba colectiva
Mucho menos razón para olvidarnos de los desposeídos de todo lo que existe

Que el escaso placer de asombrase por los malentendidos ha desaparecido
Ya no existe pasión desbordada, ni borda por cual tirarla.
Ya no tenemos acumulada fuerza alguna para desterrarnos de nosotros mismos 
Los alfileres se han ido venciendo sin remedio
Las palabras se han deshojado en la caída
yacen en el suelo miles de letras sin significado
ya no hay verbos ni tiempos
han desaparecido las historias, los designios, los géneros y los responsables.
No hay advertencias ni constituciones
Las interrogaciones ya no nos sacan de dudas.
Tendremos por encontrar las palabras en los orígenes de nuestra inconciencia

Deja un comentario