Sin categoría

✍ Bitácora de lo(s) sentido(s)

De mañana

Echo de menos tus silencios suspirados
Tus cantos bajo la regadera como un mirlo azul de pico anaranjado
Cuando tu mano quita el vapor del espejo y sonríes al verte de golpe como si no fueras tu
Me sobresalta la danza ritual de tus manos despreocupadas tapando con crema tus lunares rojos
Ocultando tu constelación mayor hasta que vuelve a florecer con un brillo con olor a almendras.
Amo la forma en que desfilan tus vestidos en tu cuerpo de maniquí sin aparador
La fila de zapatos que en lista de espera aguardan ser elegidos para andar el día.
Se me agolpa el instante en que el perfume vuela por tus rincones
Dices adiós y te vas satisfecha por el mundo
dejándome un leve pesar por tu abandono cotidiano
justo aquí :
donde respiro

Deja un comentario