Sin categoría

✍ Bitácora de lo(s) sentido(s)

Los amantes del miedo

Había tiempo de sobra

Casi una eternidad abandonada, de esas que nadie reclama.
De verse todo y más pasaría…

Las constelaciones no variaron un milímetro su curso
no hubo lluvia, ni tráfico, ni un sólo pretexto que inventar por que no se encontraron

Nadie se atrevió a buscar al otro
Se abandonaron a la suerte
y en sus soledades el arrepentimiento dejó unas lágrimas que se secaron de tristeza

Deja un comentario